4. Homogeneidad masiva.

29 05 2007

A lo largo de la historia sociedad humana ha ido transformándose y evolucionando paulatinamente, pero la segunda mitad del siglo XX ha marcado un antes y un después.

Es entonces cuando el bienestar de las masas alcanzo tal cota que pudo sofocar los, “recién adquiridos” ánimos revolucionarios.

Este nuevo miedo a perder lo ya conseguido fomento la fortificación del neoliberalismo, sistema que llevo a esta cómoda situación y el cual gracias a las leyes económicas dio lugar a la homogeneidad de las masas.

Hay que reconocer que antes de este hecho revolucionario, prácticamente siempre existían factores masificantes, cuyos límites eran la tecnología de la propagación de los memes, correspondiente a cada época. Lo cual colabora la denominación de la sociedad actual como la de información, debido a las innovaciones dentro de este campo, y por lo que el carácter de homogeneidad es proporcionalmente aun mayor.

Por ende, la situación actual es especialmente delicada, ya que los paradójicamente lentos cambios sociales, con respecto a los tecnológicos, son de ámbito masivo lo cual deja un margen de error mas reducido.

La situación se agrava por el conservadurismo propiciado por el bienestar y la experiencia histórica. Fenómeno perfectamente lógico y explicable por una de las leyes evolutivas más importantes, la del mínimo esfuerzo, lo cual en una situación tan cómoda como la de ahora, no solo lleva a la estanquidad sino a la degradación.

Pero esto no quiere decir que para lograr una sociedad sana y productiva, capaz de adaptarse a los cambios cada vez más frenéticos, hay que someterla al espíritu revolucionario y motivarla con problemática natural de la supervivencia, como desgraciadamente ya se intento, digamos, por una mala interpretación.

Sino que nosotros, la vanguardia, tenemos que adquirir la conciencia de nuestra importancia dentro de la sociedad y actuar responsablemente, para dirigirla, protegerla y darle pequeños empujoncitos si es necesario.

Otro aspecto importante que tenemos que tener en cuenta como responsables de la supervivencia, es la ley de la fuerza de la diversidad. No podemos permitirnos ser absorbidos dentro de la homogeneidad. Es preciso experimentar, diversificar, e innovar, desde la propia iniciativa para así someter a la constante selección natural nuestro bagaje de soluciones, que con ello apaleen la problemática constantemente cambiante con la máxima eficiencia.

No es ninguna postura alarmista, actualmente los avances y progreso tecnológico parecen eclipsar la realidad de la innovación, pero lo cierto es que en estos momentos las creación de nuevas tecnologías y descubrimientos científicos revolucionarios están cayendo en picado.

Según Jonathan Huebner, el físico californiano autor del singular estudio, la tasa de innovación per cápita alcanzó un pico hace un siglo y desde entonces declina (ver gráfico). Para este estudio el científico seleccionó 7200 avances clave y los relacionó con la población. Los resultados le sorprendieron. Aunque según Huebner esta situación se debe a un invisible limite tecnológico al que se acerca el ser humano, lo cierto es que repite el error de los científicos de finales del siglo XIX, quienes pronosticaron que todos los descubrimientos se habían producido ya y solo quedaba matizarlos. Aun así y a pesar de la conciencia histórica, el estudio que realizo tiene datos reveladores sobre el estado actual de la innovación, la cual afecta de pleno al mundo arquitectónico, el cual parece ser que deposito toda su cota de originalidad en innovación tecnológica que se produce en otros campos, renegando de una forma ingenua su propio cuerpo teórico, el cual ahogado por la teja y paneles solares decayó en el olvido.

Por tanto y volviendo a la logica del cultivo memetico, es necesario fomentar una ecologia un tanto desvinculada de la alienacion neoliberal y centrarse en descentralizacion de las ideas, valga la redundancia.

Anuncios




5. La biomimetica

29 05 2007

La biomimetica, según David Kirkland (arquitecto del estudio “Grimshaw and Partners”) es “el estudio y entendimiento de la naturaleza y como transferirlo o aplicarlo en la industria”. Aunque cabe destacar que hay arquitectos que puntualizan este termino para referirse al diseño formal a partir de ingeniería genética.

Así, mientras por un lado algunos ingenieros y arquitectos desarrollan su obra inspirándose a partir de formas naturales, otros tantos ya están plantando casas a partir de semillas y soñando con poder crear un bio entorno autosuficiente que pueda entrar en simbiosis con el ser humano.

Visto estas dos ramificaciones de la concepción del termino, es ciertamente complaciente observar como la memeplexia cultural se nutre e incluso interacciona con la genética. A pesar de la satisfacción intelectual que pueda producir el hecho de poder manipular la naturaleza, el crisol que nos dio a luz y ahora es en cierto modo superado por la frenética evolución de los memes, es necesario señalar un aspecto importante.

Para ello es interesante servirse de un experemento que se realizo no hace mucho:

Aunque conocemos tradiciones culturales en chimpancés y en otros animales, no se ha podido observar con precisión la forma en que se transmiten. Andrew Whiten y sus colaboradores plantearon un experimento sencillo. Se colocó una uva dentro de una caja inclinada, a la vista de la jaula del chimpancé pero sin acceso directo a ella. La uva caería hacia la jaula del chimpancé si no fuera porque un bloque obstruía la salida. Entonces, los investigadores enseñaron a un chimpancé a levantar el bloque con un palo, para así poder alcanzar la uva. Y a otro chimpancé se le enseñó un método alternativo, que consistía en hacer girar el bloque, sin levantarlo, obteniendo el mismo resultado, es decir, hacerse con la uva. Whiten puntualiza que el método de empujar el bloque les resulta más fácil que levantarlo.
Con esta nueva habilidad, se permitió a los chimpancés entrenados volver a sus grupos sociales. Como se esperaba, los compañeros emplearon la misma técnica que el simio adiestrado, al que veían desplegar su nueva capacidad. Los chimpancés que no vieron actuar al “maestro” sencillamente no supieron alcanzar la uva.
Ahora viene lo curioso: algunos chimpancés, en sus intentos de hacerse con la uva, descubrieron por sí mismos el método alternativo. !!Pero dos meses después la mayoría los chimpancés innovadores despreciaron su descubrimiento y volvieron a la técnica predominante en su grupo, aunque fuera la más difícil!!” (extraído del “memeci.blogspot.com”)

De la misma forma en la sociedad humana el desarrollo cultural y tecnologico, no esta sujeto a la logica evolutiva y por tanto propicio a la ineficacia.

La transmision memetica, sujeta a su propia logica a pesar de ser sumamente provechosa para el ser humano a nivel vital crea confusiones con propiedades viricas, la conciencia de lo cual hace cuestionar, si es productivo modificacion genetica desde los memes, saltando asi la selección natural. Por tanto como arquitecto, uno debe de ser conciente de sus limitaciones intelectuales y por tanto dirigir de forma adecuada una cuestion tan delicada como es la biomimetica.

Resumiendo, a pesar de la necesidad de la diversidad memetica para un desarrollo mas provechoso, dentro del campo de biomimetica los esfuerzos mayoritariamente deberian de ser focalizados sobre el estudio y aplicación de estructura y pautas naturales para su utilizacion en la faceta tecnica que nos ocupa. Es decir, es mas productivo una transmision de genes a memes que viceversa. Al menos por ahora.





6. La prótesis

29 05 2007

Otro posible enfoque de la adaptabilidad del ser humano, son las prótesis o herramientas. Como producto directo de la memética, son la prolongación artificial pero a la vez física de esta. Es decir, los artificios que utiliza el hombre para adaptarse al medio son un hecho de carácter intelectual que se rige bajo la dinámica cultural simbiótica con los memes.

Es sumamente interesante trazar un símil entre la herramienta y prótesis tal como lo ha hecho Mark Wigley. De esta forma se puede seguir la dinámica de la evolución tecnológica como fenómeno social sin desvincularse así de la naturaleza del ser humano siendo a la vez críticamente científico.

La prótesis como extensión evolutiva del hombre, por otro lado, adquiere su pleno significado desde la perspectiva cibernética, que a su vez desde la biomimetica introduce un entrelazado memeplexico dentro de la corporeidad humana por medio del chip y demás mecanismos originados con idea de mejora de su portador, sin por ello intervenir en su esencia genética. Lo cual remitiéndose al capitulo anterior parece ser un camino idóneo para la aplicación biomimetica. La principal razón para ello es el dinamismo de la evolución memetica, la cual en caso de un despropósito puede ser invertida sin mayores complicaciones, hecho que si las podría tener el nivel genético. Eso es, la búsqueda del perfeccionamiento del cuerpo humano a través del silicio y no cromosomas, tiene perspectivas tan eficaces como tolerantes y poco nocivas para la especie.

El papel de la arquitectura en este apasionante asunto, sin llegar al minimalismo individual personalizado, como lo podría ser un traje espacial, por poner un ejemplo, es de ser un recipiente de prótesis, que las organiza y pone en conjunto de forma lo más eficientemente posible. Así el emergente campo de, ya mas explotación que investigación, de la demótica, es una concepción bien encaminada del funcionalismo arquitectónico. De tal forma que esta misma sirva de infraestructura memetica, informática y protésica, entrando en una simbiosis dinámica con una ecología emergente.

Es reconfortante pensar en un sistema unificado por medio de redes organizadas, tanto visibles como las inalámbricas, que a través de flujo de información pueda dar respuesta en tiempo real a las necesidades humanas ya no tanto a nivel básico sino de bienestar, sin por ello despreciar proceso productivo y racionalizado, con respecto al conjunto Gaia. La arquitectura, en este caso es el puente tanto entre el ser humano físico y memetico, como entre sus prótesis y el ecosistema.

Como ultimo apunte, señalar que la infraestructura de esta tipología arquitectónica a nivel global, es apropiada para descentralizar tanto los recursos energéticos como los de información repartiéndolos de una forma equitativa con los consiguientes cambios sociales que esto conlleva, reduciendo los intereses geopolíticos a meras cuestiones culturales.





Conclusión

29 05 2007

 

Me gustaría empezar la conclusión hablando del porque de “V 1.0”. Una broma geek memeticamente difundida, postula: “si algo no te sale bien a la primera, llámalo V 1.0”.

Lejos de descalificar mi propio trabajo, por otro lado ya leído y reflejado críticamente por el lector, quiero resaltar la condición un tanto pionera del mismo. No por tratar un tema novedoso, ni por entrelazar dos temas que hasta ahora no fueran tratados de forma sistemática en su conjunto, que son la memetica y la arquitectura, porque seguramente ya se estará trabajando de forma metodología al respecto. Sino porque el trato del tema de la difusión memetica fuera puesto de cara al publico de forma memeticamente selectiva. Es decir, el ensayo en si a pesar de su valor subjetivo, objetivamente esta introducido dentro de la ecosistema memetico el cual analiza y por ende tiene o trata de tener un carácter dinámico y mejorado en un futuro, a partir de su versión primaria la cual llamo 1.0 y la cual es sometida a un registro académico en estos momentos.

Prueba de la difusión y grado de novedad ciertamente exitoso es el segundo mayor filtro memético de la tierra, el archifamoso google (adivinad cual es el primero). De tal forma que la mayoría de las entradas importantes del trabajo, aparecen entre los primeros dentro de la lista de tal buscador, gracias a lo cual, por otro lado es posible la evolución del mismo trabajo, para llegar a ser algún día 2, 3 o cuanto sea necesario punto cero.

Dicho esto y volviendo a la faceta de la teoría arquitectónica como la conclusión parcial es que hay que tener sentido critico en todos los aspectos de la vida, no solo arquitectura, fisica, medicina, albañeria o visión de la televisión, puesta la ya señalada condición dual del ser humano, orgánico-memética.

Tal condición de por si no tiene ninguna connotación de moraleja ni propósito, pero en si, es un fuerte axioma que puede llevar al bienestar de la sociedad en su conjunto, con tan solo liberarse de la moralidad impuesta y cambiarla por lógica critica, apoyándose en la premisa de la función humana como propagación de memes y genes.

Y arquitectura, en una medida importante es una prótesis o elemento que favorece la susodicha propagación, al tratarse de un elemento social que venera la propagación desde ambos puntos de vista de la dualidad.

A partir de aquí es de donde vienen los análisis, propuestas o posturas que se plantean en el ensayo, las cuales por otro lado podrían ser muchos más, pero dada el formato limitado temporalmente de esta versión, se limitan a transmitir el trasfondo a partir de realidades tratadas analíticamente. Puesto que no se trata de ninguna metodología, subrayo la importancia del sentido común y la productividad dentro de la arquitectura, para que los temas como el marqueting o diseño grafico, no sean una cuestión moral, convirtiéndose en tabú, que cada arquitecto interprete según su habilidad personal. Sino que se lleve a cabo a nivel académico y de forma abierta y científica el trato del tema, para así no solo dar herramientas necesarias para colocar propuestas arquitectónicas frente a la sociedad, sino que también poder ser critico de forma generalizada frente a tales propuestas.

La mención de este ultimo ejemplo se debe a su incandescente realidad de la actualidad arquitectónica, pero remetiéndose al temario expuesto, es preferible pensar de forma tanto provisoria como históricamente conciente, para poder actuar desde no solo la ética de un técnico, sino de ser humano.

Por ultimo, los términos superlativos utilizados en este texto no tienen la ingenua pretensión de remover la arena del fondo poco profundo, sino de dar un carácter generalizado a la obra, para así poder ofrecer una visión más participativa del asunto.





7. Arquitectura bárbara.

29 05 2007

 

“…tal vez, en el mismo momento en el que la arquitectura tomó conciencia de que era un artificio (de ser humano) se imposibilitó del todo la arquitectura aborigen (originaria del suelo en el que se asienta). “ José Joaquín Parra Bañón, “Bárbara arquitectura Bárbara virgen y mártir”.

A pesar de que en su obra Joaquín realiza un análisis de una índole más bien lingüística enfocado en la mitología como la fachada principal, desde la metafórica y trasfondo es rica en contenido memético.

Así la idea de la barbarie de la arquitectura, es decir, su extra-vagancia y no pertenencia a la naturaleza, lleva a un razonamiento de contraposición probablemente provechoso.

Eso es, si anteriormente ya mencioné que la arquitectura es algo propio del ser humano, debido su origen memético (cultural), ahora se cambia punto de vista para observar la faceta extranjera de la arquitectura frente a la naturaleza o Gaia en términos preexistentes al hecho cultural.

Se puede decir que tanto la arquitectura como el resto de la naturaleza interactúan de forma activa, creando un conjunto unitario que afecta a ambas partes en menor o mayor medida.

El hecho, es que la naturaleza no artificial, se rige por dos sistemas de redes evolutivas, la física y su casuística, la que afecta la orografía, minerales y demás aspectos inertes del conjunto terrestre, y la genética, que es fruto de la anterior (sin entrar en debate teológico). Ahora bien, estos dos sistemas debido miles de millones de años de convivencia, actualmente se comportan bajo un común proyecto simbiótico llamado Gaia. La perfección de esta unión esquemática radica en su capacidad compensatoria y auteregenerativa, hecho favorecido por la selección natural.

Ahora bien, desde hace unos pocos miles de años la memeplexia cultural del ser humano alcanzo tal escala que creo una tensión considerable frente al sistema de redes Gaia.

La estructuración del desarrollo y propagación cultural es considerablemente diferente al del bio-geológico. Mientras el ultimo visto como un grafico se asemeja a un árbol (el cual crece hacia el cielo, lo cual no solo podría ser metáfora), el cultural o memético es mucho mas cercano a lo que puede llamarse red.

Pero el aspecto estructural de la evolución solo es un dato superfluo, el principal conflicto se debe a que ambos sistemas tienen unos ciclos poco sincronizados, debida el dinamismo de la memetica, que por otro parte como ya se menciono tiene mecanismos distintos a los de selección natural por lo que su índole es mucho mas subjetiva frente a la adaptación al medio. Lo cual a su vez lo enfrenta en una tensión, que puede ser perjudicial en primera instancia a la arquitectura y en la última al mismo meme, por no mencionar a su portador.

Dicho esto, se puede reafirmar la postura de que la arquitectura es algo ajeno a la naturaleza, pero matizando, que en un futuro al igual que la vida fruto casual de la física, fue bárbara para la ecología terrestre y acabo por entrar en una simbiosis Gaia, de la misma forma la memetica, cultura y por supuesto su artificio, la arquitectura, frutos de la casuística vital, podrán unirse a la sociedad limitada Gaia. ¿Será este el camino para una arquitectura superior desde el punto de vista racionalmente productivo?