5. La biomimetica

29 05 2007

La biomimetica, según David Kirkland (arquitecto del estudio “Grimshaw and Partners”) es “el estudio y entendimiento de la naturaleza y como transferirlo o aplicarlo en la industria”. Aunque cabe destacar que hay arquitectos que puntualizan este termino para referirse al diseño formal a partir de ingeniería genética.

Así, mientras por un lado algunos ingenieros y arquitectos desarrollan su obra inspirándose a partir de formas naturales, otros tantos ya están plantando casas a partir de semillas y soñando con poder crear un bio entorno autosuficiente que pueda entrar en simbiosis con el ser humano.

Visto estas dos ramificaciones de la concepción del termino, es ciertamente complaciente observar como la memeplexia cultural se nutre e incluso interacciona con la genética. A pesar de la satisfacción intelectual que pueda producir el hecho de poder manipular la naturaleza, el crisol que nos dio a luz y ahora es en cierto modo superado por la frenética evolución de los memes, es necesario señalar un aspecto importante.

Para ello es interesante servirse de un experemento que se realizo no hace mucho:

Aunque conocemos tradiciones culturales en chimpancés y en otros animales, no se ha podido observar con precisión la forma en que se transmiten. Andrew Whiten y sus colaboradores plantearon un experimento sencillo. Se colocó una uva dentro de una caja inclinada, a la vista de la jaula del chimpancé pero sin acceso directo a ella. La uva caería hacia la jaula del chimpancé si no fuera porque un bloque obstruía la salida. Entonces, los investigadores enseñaron a un chimpancé a levantar el bloque con un palo, para así poder alcanzar la uva. Y a otro chimpancé se le enseñó un método alternativo, que consistía en hacer girar el bloque, sin levantarlo, obteniendo el mismo resultado, es decir, hacerse con la uva. Whiten puntualiza que el método de empujar el bloque les resulta más fácil que levantarlo.
Con esta nueva habilidad, se permitió a los chimpancés entrenados volver a sus grupos sociales. Como se esperaba, los compañeros emplearon la misma técnica que el simio adiestrado, al que veían desplegar su nueva capacidad. Los chimpancés que no vieron actuar al “maestro” sencillamente no supieron alcanzar la uva.
Ahora viene lo curioso: algunos chimpancés, en sus intentos de hacerse con la uva, descubrieron por sí mismos el método alternativo. !!Pero dos meses después la mayoría los chimpancés innovadores despreciaron su descubrimiento y volvieron a la técnica predominante en su grupo, aunque fuera la más difícil!!” (extraído del “memeci.blogspot.com”)

De la misma forma en la sociedad humana el desarrollo cultural y tecnologico, no esta sujeto a la logica evolutiva y por tanto propicio a la ineficacia.

La transmision memetica, sujeta a su propia logica a pesar de ser sumamente provechosa para el ser humano a nivel vital crea confusiones con propiedades viricas, la conciencia de lo cual hace cuestionar, si es productivo modificacion genetica desde los memes, saltando asi la selección natural. Por tanto como arquitecto, uno debe de ser conciente de sus limitaciones intelectuales y por tanto dirigir de forma adecuada una cuestion tan delicada como es la biomimetica.

Resumiendo, a pesar de la necesidad de la diversidad memetica para un desarrollo mas provechoso, dentro del campo de biomimetica los esfuerzos mayoritariamente deberian de ser focalizados sobre el estudio y aplicación de estructura y pautas naturales para su utilizacion en la faceta tecnica que nos ocupa. Es decir, es mas productivo una transmision de genes a memes que viceversa. Al menos por ahora.